viernes, 27 de octubre de 2017

Black Bombaim & Peter Brötzmann

La banda portuguesa de rock experimental o psicodélico o como quiera etiquetarse a los Black Bombay, publicaron el pasado año un disco único que estuvo entre mi elección de discos favoritos, concretamente siendo el 1 de los 10+1 que elegí. Esto porque tampoco es que pueda decirse que sea un disco de jazz, lo cual importa poco, pero tampoco muy alejado de él.

Me estoy refiriendo a ese experimento sonoro que es el disco de Black Bombaim con la leyenda de la escena libre europea, el gran Peter Brötzmann. Un disco publicado por una colaboración entre el sello ShhPuma, un subsello de clean feed y el sello lovers & lollypops y que mezcla el mundo del rock alternativo y el free jazz europeo buscando aquellos puntos en los que pueden converger dos estilos aparentemente tan antagónicos.

No era la primera vez que esto ocurría, pues en la discografía de la banda portuguesa destacan precisamente dos álbumes, "Far Out" y "Live at Casazul" en los que colabora otro titán de la escena de la free como es el saxofonista portugués Rodrigo Amado, pero no cabe duda de que la participación de Peter Brötzmann en este proyecto, le ha dado una relevancia y una consistencia que no se encuentra en los citado álbumes en los que la participación de Amado es una colaboración puntual en un disco de los Black Bombaim, mientras que en el caso de Brötzmann, es un proyecto compartido en su totalidad, lo que genera un concepto diferente.

El pasado miércoles 25 de octubre, tuve la ocasión de asistir al concierto celebrado en el Music Box de Lisboa en el que presentaron el citado disco en un directo difícil de olvidar.

Salían al escenario los tres integrantes de Black Bombay acompañados de Peter Brötzmann, cuya presencia llenó el escenario y acaparó la atención gracias a su ya irónica imagen y figura, dando inicio al concierto con un solo de tenor que, tal y como ocurre en el disco, dio inicio a un concierto lleno de energía, y sin tregua en el que apenas hubo un respiro entre tema y tema. Con el característico sonido del saxofonista alemán, fuertemente influenciado por Albert Ayler y que le valió el apodo de Machine Gun, como el título de su álbum más emblemático, se hizo el silencio en la sala para anteceder a la tormenta y el estruendo que a un volumen endiablado, es el directo de esta banda que sin duda posee una energía que casa muy bien con el sonido de Brötzmann.

El desarrollo del concierto fue casi tal cual el repertorio del disco, con pocos momentos de calma en medio de la enérgica propuesta, que consiste en unos temas largos y progresivos que lanzan de una manera increíblemente coherente las improvisaciones de Brötzmann. Música auténtica, sincera y sin concesiones, poco más de una hora seguida de concierto que terminó sin pausa y sin bises, creando un verdadero trance sonoro y rítmico.

Increíble ver a un Brötzmann de nada menos que 76 años de edad, en un concierto con esta energía. Por muchos años!

lunes, 2 de enero de 2017

Mis Discos 2016

El 2016 ha sido sin duda un año marcado por las pérdidas de grandes leyendas de la música. Las sorpresivas muertes de grandes como David Bowie, Prince o Leonard Cohen y otros nombres como George Michael o Merle Haggard, han teñido de negro el panorama musical internacional el mismo año en el que Bob Dylan ha ganado el Premio Nobel de Literatura. El mundo del jazz también ha visto como se iban, entre otros, el saxofonista Gato Barbieri, Thoots Thielemans o el gran Paul Bley. Y mención especial merece la pérdida de uno de los grandes compositores del siglo XX: Pierre Boulez.

Pero pérdidas aparte, el mundo sigue avanzando, afortunadamente dejándonos un buen montón de nueva música que otro año más nos han ayudado a ser más felices. Siempre es difícil hacer una lista que, lógicamente, responde a aquellos discos que a un servidor más le han gustado de todos aquellos que he tenido la ocasión de escuchar, y que aunque no son pocos, representan una minúscula selección dentro de toda la gran producción discográfica que, pese a los difíciles tiempos que atraviesa la industria discográfica, sigue saliendo a la luz gracias a los beneficios económicos que supone para algunos, me refiero a los grandes sellos, y el compromiso y gran sacrificio que supone para otros.

Sea por la razón que fuere, el caso es que por suerte, dónde elegir no sigue faltando, y uno siempre se queda con las ganas de escuchar un gran número de álbumes que seguro son maravillosos y que, de tener tiempo y también recursos, probablemente cambiarían la lista de los discos que más me han gustado. Sin embargo, siempre es un placer poder compartiir una selección de discos que espero que a alguien le sea de utilidad, siempre que acepte nuestras sugerencias, y que le pueda servir para descubrir nueva música. Lo que sería fantástico. Es por esto que desde hace ya unos cuantos años, sigo haciendo este ejercicio de dudosa utilidad, pero que visto en perspectiva, y este año se cumplen 10 años desde la primera publicación de "Mis Discos", sirve para ver la evolución musical de mis gustos. No es que no me gusten los discos que aparecían en el 2006, todo lo contrario, me siguen encantando, pero es evidente la evolución hacia nuevos caminos y nuevas músicas que son la consecuencia lógica de muchas horas y muchos discos y conciertos que van abriendo nuevos horizontes que satisfacen mi curiosidad por todo tipo de estilos. Aunque en este blog sólo me ciño al Jazz y todas sus vertientes.

El 2016 ha vuelto a dejar una muy buena cosecha musical entre la que de nuevo se hace difícil destacar 10 álbumes. Para mí, de todas formas, el gran protagonista ha sido sin duda y una vez más, el trompetista Peter Evans. "El extraterrestre" de nuevo vuelve a desbordarnos con la publicación de dos trabajos que para mi están en lo mejor de este año sin ninguna duda. Por un lado el nuevo trabajo con su formación más importante, el quinteto, con el que firma "Genesis", su primer trabajo en directo. Un trabajo que él mismo define como el más expansivo de la banda y en el que a través de 4 suites, nos deja la versión más explosiva y más desbordante de la banda. Y por si fuera poco, el trompetista publica el que probablemente sea el mejor trabajo de trompeta solo que se ha publicado jamás. "Lifeblood" es una recopilación de temas en directo a trompeta solo, que es un verdadero tratado sobre el instrumento. Se señala a "El Arte de la Fuga" de Bach como una obra teórica puesto que constituye una lección magistral, ejemplar e insuperable del arte de escribir fugas. Pues en la misma línea, con todas las diferencias que se quiera, "Lifeblood" supone un una lección magistral y ejemplar de la trompeta, y su interés es mucho más que técnico o teórico.

Quizás el disco más importante del año para mucha de la crítica especializada sea el nuevo trabajo del también trompetista Wadada Leo Smith. "America´s National Parks" conforma una tercera pata de sus últimos colosales trabajos "Ten Freedom Summers" y "The Great Lakes Suites" con la diferencia de que este trabajo marca el regreso del Golden Quartet con una versión expandida a quinteto con el añadido del violonchelista Ashley Walters que aporta otra sonoridad a esta mítica formación. 6 piezas que conforman uno de los mejores trabajos del trompetista y que inician un muy probable futuro con esta formación, que esperemos nos deje muchas más obras maestras como esta.

Y otro gigante que también ha publicado un nuevo trabajo soberbio es el reciente ganador del Premio Pulitzer Henry Treaghdill quien estrena nueva formación, después de muchos años, bajo el nombre de "Ensemble Double Up" en un trabajo en el que el líder se limita al papel de compositor y director de una formación plagada de destacados músicos. Música a medio camino entre el free jazz y la música contemporánea con el sello personal de este genial artista que sigue marcando la diferencia.

Hace dos años el saxofonista Steve Lehman publicaba un trabajo que fue destacado por casi todo el mundo, incluido un servidor, como el trabajo del año por constituir uno de los proyectos más interesantes e innovadores del panorama musical: "Mise en Abîme".  Dos años después, este genial artista nos sorprende con "Sélébéyone", un innovador proyecto dónde mezcla de un modo muy personal dos mundos, el del jazz con armonía espectral que experimentó en sus trabajos anteriores y el del hip hop con la colaboración de HPrizm, el saxofonista Maciek Laserre y el rapero senegalés Gaston Bandimic. Una música para mentes abiertas y para mí una de las propuestas más innovadoras y atractivas del 2016. Steve Lehman sigue demostrando que es uno de los músicos más creativos e innovadores del momento y a quien hay que seguir la pista siempre.

Y otro año más, Mats Gustafsson al frente de su Fire! Orchestra nos deleita con un trabajo magistral, el tercero, bajo el nombre de "Ritual", que es quizás el trabajo más completo de los tres. Un propuesta que si bien, no suena tan nueva como el primer trabajo "Exit", a mi me sigue pareciendo una de las formaciones imprescindibles de la actualidad, y de las que más me hacen disfrutar. Por mi, como si hacen 100 trabajos en esta línea. Es música de la buena.

Y para nuevo, tenemos a la pianista Eve Risser, de quien ya destacamos el pasado año su soberbio trabajo a piano solo. Ahora reaparece con su nuevo proyecto, la White Desert Orchestra que es una prolongación de sus ideas a gran formato. De hecho ella misma dice que "es una forma de orquestación del piano: diez dedos, diez músicos". Una música exigente, que está a medio camino entre la big band de jazz y la música de cámara.

La caja de cuatro cds que contiene parte de la celebración del 50 cumpleaños de Mats Gustafsson bajo el nombre de "M-50 Peace and Fire", es también un trabajo que creo que merece la pena ser destacado. Si bien su contenido es variado e irregular, no cabe duda de que contiene mucha y muy buena música con lo mejor de la escena de la libre improvisación que bien a solo, dúo o bajo formaciones conocidas del saxofonista como The Thing junto a Ken Vandermark, una versión ampliada de Fire!, o Swedish Azz, ofrecen momentos de gran intensidad que sirven para homenajear a uno de los nombre claves de la música improvisada: Mats Gustafsson. Música muy creativa que hasta nos deja, entre otros muchos momentos, una interpretación de gaita de 20 minutos de lo más free. Algo que sinceramente nunca creí que pudiera dejarme boquiabierto.

Entre los grandes proyectos del 2016 también hay que destacar el trabajo del Ensemble Kolossus del bajista Michael Formanek, su tercer trabajo para el sello ECM. Y la música de esta formación hace gala al nombre de la misma, música colosal que ofrece una nueva visión de las grandes formaciones de jazz contemporáneo como pueden ser las de Adam Lane´s Full Throttle Orchestra, Maria Schneider Orchestra o John Hollenbeck Large Ensemble. Mary Halvorson, Tim Berne u Óscar Noriega integran esta formación de 18 músicos. Si los anteriores proyectos de Formanek para el sello alemán constituyeron un punto de referencia para el catálogo de ECM, este es quizás la punta de lanza de una renovada ECM que está haciéndose con los servicios de muchos de los músicos más creativos del momento. (Como casi siempre, por otro lado).

Y para terminar mi selección de los 10 discos con los que me quedaría de este 2016, el nuevo trabajo del veterano Mark Dresser, que bajo el sello Clean Feed, ha publicado uno de sus mejores trabajos con 7 magníficos músicos que dan vida a un proyecto dinámico y envolvente en el que nos sumerge en nuevos mundos en cada uno de sus temas. Un trabajo anclado en la tradición del jazz pero con un sonido e ideas nuevas y muy frescas. Un disco muy recomendable.

Y aunque este año si que he decidido hacer una lista de 10, algo que costó en los años anteriores, he decidido hacer un 10 + 1y añadir un disco que me ha encantado, que es el encuentro entre la banda de rock portuguésa Black Bombaim y el mítico saxofonista Peter Brötzmann. Un encuentro de metal pesado entre el denso rock de los Black Bombaim y el saxofón ayleriano del músico alemán. Dos mundo alejados, que se dan la mano en este trabajo y que contiene una energía contagiosa y que pasa por ser una de las propuestas más originales del 2016. No es la primera vez que los Black Bombaim hacen algo parecido, ya que han colaborado con por ejemplo Rodrigo Amado, pero hay que reconocer que este disco funciona y muy bien. No sé si es jazz, tampoco importa, es música creativa y muy original. Por eso quiero destacar este disco, como una propina para quienes aún no hayan escuchado este disco.

Y para terminar, hacer una mención especial a dos discos que también merecen estar en esta lista, pero que aún no sé porqué se han quedado fuera: El nuevo disco del batería Tyshawn Sorey "The Inner Spectrum of Variables" y el trabajo a dúo de Vijay Iyer & Wadada Leo Smith "A Cosmic Rhythm With Each Stroke". Dos trabajos soberbios que merecen estar en el olimpo de lo mejor del 2016. A mayores también hay discos que me han encantado como el del trompetista Jonnathan Finlayson & Sicilian Defense "Moving Still", Rova Channeling Coltrane con una nueva versión de "Electric Ascension", el nuevo trabajo de LUME (Lisbon Underground Mucis Ensemble) "Xabregas 10", Dan Weiss Sixteen "Drummers Suite", Audio One "What Thomas Bernhard Shaw", Maria Schneider Orchestra "The Thompson Fields", el trabajo de DKV/The Thing Trio "Collider", el originalísimo trabajo de Naked Wolf "Ahum" o el último disco de Jeff Parker "The New Breed". Ah, y por supuesto el último disco del pianista gallego Abe Rábade "Once". Feliz 2017!!!


- Peter Evans Quintet "Genesis"
- Wadada Leo Smith "America's National Parks"
- Peter Evans Trumpet Solo "Lifeblood"
- Henry Treaghdill Ensemble Double Up "Old Forms and Irregular Verbs"
- Steve Lehman "Sélébéyone"
- Fire! Orchestra "Ritual"
- Eve Risser White Desert Orchestra "Le Deux Versants Se Regardent"
- Mats Gustafsson and Friends "M-50 Peace and Fire"
- Michael Formanek Ensemble Kolossus "The Distance"
- Mark Dresser "Sedimental You"

- Black Bombaim & Peter Brötzmann